Internet cambió el marketing, y el móvil con internet lo volvió a cambiar: los usuarios ya no se conectan a Internet desde el ordenador, sino que ahora viven conectados y haciendo constantes consultas a través del móvil.

Esto ha hecho que ya no sean las empresas las que manden, sino los usuarios de a pie: eligen lo que quieren, cuándo y dónde ellos quieren.

Google ha querido llamar a estos momentos de consulta rápida en el móvil micro-momentos. Desde mirar dónde está un sitio, hasta leer las notificaciones de las redes sociales pasando por cómo hacer una receta. El usuario de hoy soluciona sus necesidades buscando en Internet.

Estos micro-momentos requieren de respuesta inmediata por parte de las empresas. Esta es la nueva batalla de las marcas, pues si consiguen captar la atención de los usuarios respondiendo a sus micro-necesidades podrán influir en sus decisiones, y no solo de compra, como veremos más adelante.

Micro-momentos

De acuerdo con el rey de las búsquedas, las necesidades de los usuarios se dividen en:

  • Quiero hacer
  • Quiero saber
  • Quiero ir
  • Quiero comprar

Teniendo en cuenta los ejemplos anteriores, las marcas pueden, a través de su web, perfiles sociales y contenido, ofrecer al usuario información sobre dónde se encuentra la sede de la empresa o qué ingredientes necesita para hacer la receta que quiere.

La importancia de estos micro-momentos se debe a que, según Google, las búsquedas desde el soporte móvil superan a las realizadas desde el ordenador. De hecho, más del 80% de los internautas consultan sus smartphones cuando están en una tienda para consultar detalles sobre lo que van a comprar. Google también apunta que el 91% busca en Internet para obtener respuestas sobre cómo hacer tareas y el 82% se asegura de la localización de la empresa antes de ir allí. Sin embargo, la duración de  estas consultas se han reducido en un 18%.

Todo esto demuestra que si queremos estar en las primeras posiciones de Google para que los usuarios nos encuentren no solo vale con que nuestro contenido sea bueno y tengamos un buen SEO. Es importante también conocer a nuestro target, saber cómo es y qué quiere. Si conseguimos adelantarnos a sus respuestas conseguiremos dominar los micro-momentos.