Hace justo un año, los fans de Pokémon estaban de enhorabuena gracias a la app Pokémon GO. Ya podían cumplir su sueño de la infancia de convertirse en Ash Ketchum y salir de casa a cazar estos monstruos de bolsillo inventados por Satoshi Tajiri en el año 1996.

Pokémon GO y la realidad aumentada

Esta aplicación de realidad aumentada nos sirvió a muchos (nosotros también nos incluimos) para descubrir nuevos sitios de los alrededores de nuestra casa e, incluso, conocer a nuevas personas mientras intentábamos capturar a algún Pokémon escurridizo como, por ejemplo, Pikachu.

De repente, las calles de todas las ciudades del mundo estaban inundadas de personas de diversas edades persiguiendo a estas criaturas, hubo youtubers que hicieron vídeos sobre cómo capturar a un Pokémon determinado (llegando a ir a cementerios de noche), otros más listos hicieron caja con la venta de baterías portátiles (porque sí, eran necesarias si querías pasarte toda la tarde jugando a Pokémon GO), otros hicieron guías en tiempo real sobre dónde encontrar los de cierta clase, se organizaron varias quedadas y hasta hubo restaurantes que se convirtieron en Poképaradas para atraer a más público.

Pokémon GO y la realidad aumentada - resturantes Poképaradas

Pero después de este boom, en el que la app de Pokémon GO alcanzó más de 600 millones de descargas en todo el mundo, llegó la bajada de usuarios activos y ahora cuenta con “solo” 65 millones de jugadores mensuales (ya les gustaría a muchas apps tener ese público).

Esta bajada sucedió por diversas causas:

  1. La pérdida de interés de los usuarios al ver que se caía a menudo la red si iban a sitios donde había una alta concentración de entrenadores Pokémon.
  2. Porque la aplicación no integraba algunas de las acciones que más se demandaban: los combates entre jugadores.
  3. Porque pasó la moda y apareció algo nuevo….

Para evitar que siga cayendo el número de usuarios activos Niantic (la compañía desarrolladora de Pokémon GO) ha lanzado nuevas actualizaciones para intentar que las personas se reenganchen a este juego que sigue generando “unos 30 millones de dólares al mes”.

¿Pero qué conclusiones podemos sacar un año después?

Para empezar, Pokémon GO ha abierto camino a las infinitas posibilidades de uso de la realidad aumentada: entretenimiento, retail o arquitectura son algunos de los sectores donde se puede implementar esta tecnología.

Por ejemplo, una aplicación que no ha querido dejar pasar esta oportunidad es Snapchat. Después de sacar sus filtros de realidad aumentada para ponerse orejitas de perro, gafas de nerd o convertirse en un zombie, hace unos meses presentaba los nuevos filtros en 3D llamados World Lenses entre los que se incluyen un arcoiris, flores o las letras OMG. Además, se rumorea que van a sacar “una segunda versión de sus gafas Spectacles compatibles con la realidad aumentada”.

Más allá del entretenimiento, también hay aplicaciones para ver cómo sería la casa de nuestros sueños, ver el interior del cuerpo humano o ver las portadas en movimiento de míticas revistas como The New Yorker.

Solo hay que sacar el móvil y dejarse sorprender.