Dice mucha gente que la publicidad está en crisis, que ya no hay creatividad y que los usuarios ya no se creen lo que ven. Disiento. Lo usuarios simplemente son más sabios y quieren mejor contenido, no algo que les venda simplemente el producto.

Contando historias reales, que impresiones, emocionen o simplemente diviertan las marcas consiguen tener un impacto mucho más profundo en los usuarios. Una buena historia consigue generar las sensaciones que buscas y que tu público objetivo recuerde tu marca a la hora de comprar. Que tu público tenga una verdadera relación con tu marca. Aquí van 3 ejemplos de publicidad que te hace olvidar que es publicidad. Y mejor aun, que consigue que los usuarios compartan el contenido y creen sus propias historias a partir de él.

Verizon Droid – 48 Hours | Te entretiene

Para demostrar la duración de la batería y algunas de las nuevas características del teléfono Droid, este anuncio nos lleva atrás en el tiempo con el actor Edward Norton para ver todo lo que hizo en las últimas 48 horas. En lugar de usar Edward Norton como un simple reclamo, Droid lo usa por su capacidad interpretativa.

Duracell – Trust Your Power | Te emociona

En este anuncio, Patrick Willis, jugador profesional de la NFL, cuenta su propia historia. Analiza experiencias muy relacionables como enfrentarse a la adversidad, nunca darse por vencido, y confiar en uno mismo. El anuncio te emociona mostrando además clips que ilustran su historia y la hacen aún más fácil identificarse.

Volvo – The Ballerina Test

Este anuncio fue creado para demostrar el control de la serie de camiones Volvo FH. El anuncio muestra a una mujer caminando por la cuerda floja entre dos camiones. La funambulista debe cruzar antes de que los camiones entren en un túnel  y la cuerda se rompa. El factor GUAY del anuncio es bastante claro  y no puedes dejar de mirarlo.

Cuenta historias, entretén, emociona o sorprende. No me vendas cual corredor de seguros…