Big Data

Big data es un gran negocio. Lo sé, es la “palabra de moda”, todo el mundo habla de ello, todos parecen saber qué es y muchos intentan vender a través de ella, pero eso no quita que sea una de las prioridades más importantes para las empresas hoy en día.

El análisi de datos es cada vez más importante, por lo que tenemos que comprende, cuanto antes, qué es en realidad Big Data, para qué sirve y lo más importante, dónde están las oportunidades.

Cuando hablamos de Big Data es fácil olvidar que esto no es un concepto nuevo. Lo que es nuevo son las oportunidades que han aparecido desde que integramos la capa de datos sociales encima de los datos generados a través de la encuestas típicas.

Big Data en la industria musical

Un ejemplo es la industria musical. En los últimos tres años y medio EMI ha entrevistado a más de un millón de personas. Sólo ese estudio ya proporciona una ingente cantidad de datos. Ahora bien, cuando se combina esto con el aumento de las descargas digitales de música y streaming y toda los datos que estas dejan a su paso te encuentras con un set de datos mucho más ricos e interesantes.

Big Data en los medios de comunicación

Otro de los sectores que más se puede beneficiar de este nuevo paradigma son los medios de comunicación. La proliferación de datos ha iniciado una tendencia hacia la personalización, que es muy diferente a la customización. Desde hace tiempo en muchas webs de noticias podías seleccionar tus intereses para filtrar la información que más te interesaba, tú customizabas tu página de noticias. Pero ahora, con este nuevo uso del Big Data este trabajo de filtro se hace automáticamente por ti, personalizando así tu experiencia en la página.

Tu actividad online, todos esos datos que has “compartido” con la red, contribuyen a crear tu ADN en línea. De este modo, al aterrizar en una web, aunque sea la primera vez que lo haces, ese ADN digital hará que el nuevo sitio sólo te muestre la información más relevante para ti.

Todo esto conlleva el peligro de que dejemos de ver todo aquello que caiga fuera de nuestro algoritmo de intereses. Por esta razón empresas como Yahoo! está creando aplicaciones que mezclan el conocimiento de hombres con máquina para crear mejores experiencias personalizadas. Uno de los grandes retos para los medios es saber en qué momento el “hombre” debe liderar y en qué momento lo debe hacer la “máquina”.

Hombres vs. Máquinas

Hasta ahora la información a la que teníamos accesos era seleccionada por un pequeño pero poderosísimo grupo de personas. A partir de ahora, con la personalización de los medios, con el nuevo uso del Big Data, entramos en una era donde nuestro mejor amigo puede leer una versión totalmente distinta a la historia que nosotros hemos leído. Todavía es demasiado pronto para entender el alcance de este nuevo paradigma. Pero una cosas es segura, el acceso a la información ha cambiado para siempre.

We are hunted es un gran ejemplo del nuevo equilibrio entre hombre y máquina. Una serie de robots escanean las web para encontrar los temas que más conversación generan. Una vez detectados te los presenta en una lista de Spotyfy para que los puedas escuchar. Por lo tanto, te presenta una lista a partir de Big Data pero que ha sido creada por acciones humanas.

¿Las marcas son los nuevos voyeurs? 

Uno de los temas más recurrentes cuando tratas Big Data es que tan asqueroso es que las marcas sepan tanto de ti. Mucha gente a la que le explicas esto se horroriza al saber cuánto saben los anunciantes sobre ellos, hasta que punto los pueden detectar para ofrecerles sus productos. Estos mismo usuarios son los que no usan ni un segundo de sus vidas en preguntarse por qué las redes sociales son gratuitas o quién paga a los periodistas que escriben en sus periódicos favoritos.

Conclusiones

El verdadero beneficio del Big Data lo encontramos cuando usamos esta ingente cantidad de información para mejorar la vida de las personas como sociedad. Naciones Unidas ha empezado a usar este tipo de análisis para detectar tendencias sociales que hasta ahora eran imposibles de conocer. Con estos datos las diferentes agencias pueden adoptar mejores decisiones que afecten el día a día de las personas.

Como decíamos antes, Big Data sigue siendo un gran desconocido. No sabemos hacia donde irá ni que tan intrusivo será. Lo que está claro es que con las nuevas técnicas y la creciente capacidad de análisis de datos va a cambiar muchas más cosas de las que podemos imaginar.

Edu Celorio – @educelorio

Fuentes: