Influencers vs. Paid Media

Os voy a contar un cuento. Uno cuento con moraleja y todo. Un cuento de dinero, influencia, Twitter, Google y start-ups tecnológica. Un cuento 2.0 y MOLÓN :)

Resulta que hace dos semana se acerco a mi una empresa que acababa de lanzar su proyecto. El bebé empresarial tenía muy buena pinta. Diseño, ejecución, modelo de negocio, lo tenía todo. Es uno de esos clientes start-ups que no caen muy a menudo en tus brazos.

Este bebote había nacido respetando los tiempos. Salida a producción, primeras visitas, muchas pruebas, muchos amigos viendo la web, muchas cosas que limar. Después de ese mes en BETA, una práctica que recomiendo a todo el mundo, ya ya con una estabilidad envidiable, el bebé fue presentado en sociedad.

Los dueños del proyecto pagaron una buena cantidad a una agencia experta en Social Media para activar la web como es debido. La campaña fue un éxito, casi 20.000 viitas en apenas 3 días. El problema; la retención y el rebote. No obstante, el bebé se dio a conocer con un buen ZAMBOMBAZO.

Influencers_vs_PaidMedia

Aquí es donde entra 2conleche. Poco después de la súper activación los padres de la criatura vieron con terror como sus visitas caían en picado. La activación estaba bien pero el bebé necesitaba más alimento. 

Cuando, tomando un café en 2conleche, los padres nos presentaron a su retoño y expusieron su problema, nosotros les propusimos tanto una campaña de tuits de cuentas con influencia como una campaña de anuncios en 3 soportes distintos. Nuestra receta fue invertir 40% del presupuesto en Facebook,  59% en Google Display y 1% en anuncios pre-roll de YouTube.

Como he dicho antes, lo que más querían los padres del proyecto eran visitas. Les interesaba muchísimo que todo el mundo conociera a su retoño. Con estas premisas, nos centramos en optimizar las campañas mirando con lupa el número de clicks/visitas, el CTR (clicks entre impresiones), el CPC (coste de cada click) y sobre todo el rebote, número de páginas vistas y tiempo de permanencia en página. No queríamos traer cualquier tipo de visitas, queríamos visitas de calidad. (Compártelo en Twitter!)

La campaña fue todo un éxito. Conseguimos el objetivo de visitas manteniendo un rebote en torno al 20% y con un coste dentro de los márgenes que nos habían dado.

Todo esto me llevó a plantearme, ¿qué es mejor para promocionar un nuevo negocio? Pagar a influencers o pagar a Facebook y Google. (Compártelo en Twitter). Como siempre la respuesta es depende. Hay muchas variables en cada proyecto como para definir unas pautas que sirvan a todos. No obstante, sí conseguimos sacar unas cuantas máximas.

La moraleja:

  • Los influnecers son una gran herramienta para lanzar un producto. Te dan visibilidad y, si lo haces bien y contratas a gente seria, dan legitimidad a tu producto.

  • No hay nada mejor para generar tráfico rápido que los anuncios bien enfocados. Sirve tanto Facebook como Google.

  • ¡Mezcla! Un poquito de influnecers, un poquito de posts en buenos blogs, algo de AdWrods con toques de Facebook Ads y fragancias de YouTube.

  • Nada puede salvar a un mal producto. Si vas a invertir en publicitar tu proyecto, preocúpate de que este se bueno.

  • Y como siempre, ¡¡¡mide y corrige!!!

 Y tú, ¿qué opinas?

Edu Celorio – @educelorio