En vacaciones, la mayoría cambiamos nuestros hábitos: nos levantamos más tarde, desayunamos con tranquilidad, cambiamos el transporte público por el breve paseo en chanclas hasta la playa, nos vamos a la piscina por la tarde y… también cambiamos nuestro consumo de redes sociales. ¡Normal! Ya no revisamos los tweets a las 8:07 a.m. nada más levantarnos, lavarnos la cara y mientras tomamos nuestro primer café. Tampoco chequeamos las redes en nuestro descanso de las 12:00 o cuando comemos a las 3:40 p.m. Piensa que ya no estamos regidos por la rigidez horaria que marca la jornada laboral, o la jornada escolar o universitaria si tu público son estudiantes. ¿Lo tienes en cuenta para gestionar tu comunidad on-line?

Teniendo en cuenta esto, vamos con unas sugerencias made in 2conleche para gestionar las comunidades en verano, ralentizadas, con ganas de siesta…

  • Publica menos. Si tu comunidad baja el ritmo, no intentes ser el típico amigo coñazo que quiere irse de after cuando todo el mundo está tirado en los sofases de la sala de fiesta. Si publicas al mismo ritmo cuando el resto publica menos y lee menos, puedes ponerte en posición de saturar. ¡Eso es malo!
  • Baja el tono. Esa gente a la que le hablabas mientras habitaba un traje con corbata o una falda de tubo mientras tecleaba en una oficina a la luz de un fluorescente ahora probablemente esté en bermudas y camiseta de manga corta o en shorts y tirantes. ¿De verdad vas a pasarle el último informe 3Q del European CIO’s (por decir algo que suene gordo) o el artículo que desgrana los motivos económicos de la última fusión entre A y B. ¡Se le atragantará el berberecho! Son personas que están haciendo un break de su vida profesional, de su rutina. Dales un respiro. No se la recuerdes. Es época para el humor, las infografías…
  • Dales pinchos de tortilla, no lentejas con chorizo. ¿Qué? No te preocupes, es sólo una metáfora para decirte que le des platos ligeritos, bocados. La gente no está tanto rato frente al ordenador o su smartphone. La gente checkea su timeline o su facebook en breves instantes: mientras espera a que su mujer se ponga el bañador, mientras espera el vermouth y las aceitunas. No se va a leer un chorro de 9 párrafos. Dales más imágenes y menos texto. Dales “pinchos” de información, no estofados.
  • Sé condescendiente con los que quedan. Hay gente de vacaciones y otra que no lo está. Puesto que tú tampoco, ¿y si hacéis piña? Haceros esa etapa de cruel exposición a las fotos de mojitos y piscinas en Instagram de “los otros” un poco más agradable. Aprovecha para charlar. Dale ánimos cuando twittée la foto de su café de máquina. Estrecha lazos.

Estos son algunos consejos elaborados a partir de los parámetros que presentan muchas comunidades on-line en esta época. Ya sabes que desde La Cafetería siempre promovemos el análisis único de cada comunidad, así que, antes de aplicarlos, analiza tu comunidad para comprobar si responde a estos parámetros. ¡No querrás fastidiarla!

Patri Tezanos – @PatriTezanos